Yoga Embarazadas

Yoga para una maternidad consciente

Estar embarazada es un estado privilegiado y hacer yoga durante el embarazo permite vivir plenamente este proceso creador. El embarazo es la oportunidad de una nueva vida, no sólo para este pequeño ser formándose dentro de nosotras, sino para nosotras mismas. Es la oportunidad de ponernos en contacto profundo con las fuerzas de la naturaleza y abrirnos a su sabiduría. Es la oportunidad de hacernos preguntas de fondo sobre nuestra manera de vivir, de pensar, sobre el mundo que queremos para nosotros y para nuestros hijos, y si realmente tomamos el tiempo de indagar en nuestro interior para escuchar nuestras propias respuestas, es un momento que nos lleva ineludiblemente a un proceso de transformación profunda.

El yoga, que trabaja tanto al nivel físico, emocional, mental como espiritual, nos puede ayudar en este camino de transformación. Practicado de manera suave, respetando y escuchando a nuestro cuerpo, el yoga tiene muchos beneficios físicos:

  • Previene o corrige problemas debidos a una mala alineación.
  • Ayuda a reducir las molestias que puedan surgir durante el embarazo como dolor de espalda, ciática, calambres, acidez estomacal, insomnio…
  • Nos enseña a respirar profunda y tranquilamente y a relajarnos, ayudando a que el bebé se desarrolle en las mejores condiciones posibles.
  • Prepara el cuerpo para el parto abriendo la pelvis y manteniéndolo fuerte y flexible.

El parto es una de las experiencias físicas más fuertes que se puedan vivir y el yoga nos enseña a honrar nuestro cuerpo, a confiar en él y a no temer al dolor.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies.    Configurar y más información
Privacidad
Abrir chat
1
¿Alguna duda? Soy Gabriela, cuéntame y te ayudo encantada.